Emprende y Trabaja Luego Disfruta

por | 14 Julio, 2016

Emprende y trabaja y luego disfruta

Emprender y trabajar luego disfrutarEmprender no es estar en la playa tomando un Mojito. Emprender es sacrificio y con el tiempo, si se hacen las cosas bien, tomarse ese Mojito en la playa. ¿Estás dispuesto a hacer lo que otros no harán para conseguir lo que otros no podrán?

¿Estás dispuesto a asumir los sacrificios que implica emprender?

Las dos verdaderas razones por las que la gente no emprende son la PEREZA y el MIEDO. La primera se supera con disciplina, la segunda con coraje. Todo lo demás son excusas.

Hoy el que no emprende es porque NO QUIERE. Tienes lo que necesitas para emprender y si lo que tienes son “EXCUSAS” para justificar tu inactividad no me las cuentes, porque no me interesa escucharlas.

Ahora bien, si quieres emprender, con todo lo que implica, se te abrirán las puertas a un mundo de POSIBILIDADES en el que tú decides cuál es tu sitio.

Si en tu vida te pones las siguientes excusas, ten mucho cuidado porque significa que es tiempo de CAMBIAR ALGO en tu presente.

1. Soy Muy Mayor / Soy Muy Joven.

No me vale. En Google encontrarás todos los ejemplos que quieras de personas mayores emprendiendo por primera vez (olderpreneurs) o de niños (kidpreneurs) que han montado negocios de éxito. Y si otro puede entonces tu puedes… “SI QUIERES.”

Sea cual sea tu edad puedes iniciar un negocio, si tu crees en ti.

Para emprender nunca es demasiado tarde, ni demasiado pronto.

Y si tienes hijos pequeños, no estaría de más que les animaras a despertar al EMPRENDEDOR que llevan dentro. Al menos que sepan que ahí fuera existe un mundo lleno de oportunidades.

Que sepan que ellos, con sus IDEAS y su TRABAJO, pueden hacer de este un mundo mejor, a la vez que se ganan bien la vida haciendo algo que les gusta.

Ojalá alguien me hubiera hablado alguna vez del camino del emprendedor cuando era pequeño y de las oportunidades que existen en el mundo para todo aquel que esté dispuesto a tomarlas.

Lamentablemente en la niñez y juventud, la familia, las amistades, la escuela, el instituto, la televisión, la radio, todo a lo que tienes acceso, apuntan a terminar como empleado. Por eso al graduarte terminas siendo un perfecto empleado inexperto.

Lo siento, sé que eso se escucha feo pero la verdad hay que decirlo porque esa es una lamentable realidad.

Doy gracias a que un día tuve acceso a internet y descubrí un MUNDO NUEVO de posibilidades.Emprender y trabajar luego disfrutar

Este mundo existe y tú lo conoces o empiezas a conocerlo, corre el velo para que tu familia lo descubra cuanto antes.

No se trata de inculcar ideas o de FORZAR nada, se trata de que al menos lo conozcan para que, llegado el día, hagan lo que crean más conveniente.

2. Tengo Familia y Responsabilidades.

Bien por ti. No esperaba menos de una persona adulta. Tener hijos o mayores a tu cargo no puede ser nunca una razón para no emprender.

Al contrario, es una razón para emprender y cuanto antes. Otros, a quienes quieres y que no pueden SUSTENTARSE por sus propios medios, te necesitan.

Tienes que estar a la altura y luchar por ellos. ¿Cómo? Trabajando y construyendo negocios rentables. Es decir: Trabajar + Emprender.

Si no tienes trabajo, búscalo y emprende a la vez. Si ya tienes trabajo, sigue con este y emprende, cuando tengas ratos libres.

¿No tienes ratos libres?

Si tu negocio crece lo suficiente y reporta ingresos estables, entonces plantéate dedicarte por completo a tu negocio.

Nada te impide trabajar y emprender a la vez.

De nuevo, no se te pide ser el salvador de la humanidad, sólo hacer lo que puedas con lo que tengas. Que no es poco, porque puedes hacer mucho.

Si realmente lo quieres lograr, créeme que lo vas a conseguir. Pero si solo estas jugando a probar, te adelanto que entonces lo único que conseguirás, será perder tu tiempo.